No hay mejor manera de dar las gracias de corazón que con un detalle que habla por sí solo: merci® Finest Selection.

Las ocho especialidades de chocolate, hechas con los más delicados ingredientes disponibles, ofrecen placer y variedad. La idea de merci nació en 1965. Fue entonces cuando merci® empezó a ganarse el corazón de la gente como el primer auto-regalo envuelto en Alemania. En 1966 ya era posible dar las gracias en Austria con merci®.

Hoy en día, gente de más de 100 países en el mundo –desde Polonia hasta Singapur, pasando por Suecia y hasta Eslovenia – da las gracias con merci®.

Un sabor para cada uno

Merci® Finest Selection tiene dos cuidadas y deliciosas variedades de selecto chocolate hechas con los mejores ingredientes: merci® Gran variedad (250g y 400g), merci® leche (250g) y merci® Almendras (250g).

¿Qué mejor manera de dar las gracias desde lo más hondo de tu corazón a alguien especial?